mirada

mirada

lunes, 20 de agosto de 2012

Windows 8, nuevo negocio de viajes.


Hoy he instalado en mi PC, Windows 8 RTM, una versión del sistema operativo puesta a disposición de los desarrolladores, completamente operativa y prácticamente idéntica a la versión final que se pondrá a la venta en todo el mundo el próximo 26 de octubre.

Tengo que reconocer que Microsoft ha hecho un gran trabajo y ha puesto patas arriba la mayoría de conceptos tradiciones del sistema operativo Windows, algo que va a resultar un poco fustrante al principio pero que estoy convencido que se terminará aceptando y asimilando como una nueva y sorprendente forma de interactuar con nuestro PC. Una idea que ha sido necesaria para poder integrar los diferentes dispositivos que vamos a poder utilizar a partir de ahora, como los teléfonos equipados con Windows 8 Phone y la nueva tableta presentada recientemente por Steve Ballmer, CEO de Microsoft, bautizada con el nombre de Surface.

La tableta Surface de Microsoft
Windows 8 funcionará de forma idéntica en PCs, teléfonos y tabletas. Una apuesta un tanto arriesgada que Microsoft se ha visto obligado a realizar debido a la competencia tan exitosa de Apple con su sistema operativo IOS que corre igual en los ordenadores, los iPads, los iPhones y los iPods. Y digo arriesgada porque Microsoft ha dado un giro insospechado con esta versión, que parece más un nuevo sistema que una continuación del Windows de toda la vida. Windows 8 ni siquiera tiene las tradicionales "ventanas" que dieron nombre al sistema operativo y aunque todavía quedan resquicios obligados para conservar esta filosofía, se nota que el futuro ya no va por ahí. Ahora lo que se lleva son las pantallas completas, el desplazamiento en horizontal (estilo Apple), los iconos-botones cuadrados amplios para facilitar su uso con los dedos y una forma de acceso a las diferentes aplicaciones en background un tanto confusa para un PC pero que será muy eficaz en una tableta. Sigue habiendo una pantalla con el nombre de "escritorio" que funciona igual que antes, pero las novedades y los grandes beneficios del nuevo sistema operativo se encuentran fuera de este escritorio.

En este mundo de pantallas sin ventanas, ahora tenemos una especie de barra de herramientas en el centro de la pantalla, donde se ubican las principales aplicaciones a usar por defecto y las que queramos definir en forma de grupos de botones cuadrados con distintos colores bastante llamativos. Suena como más divertido a pesar de que el grafismo es muy simple, no disponen de vista en 3D y ha desaparecido el famoso sistema Aero que dotaba de transparencia a los bordes de las ventanas en Windows 7. Nada más iniciar el sistema, mediante estos cuadraditos coloreados tenemos acceso a todas las aplicaciones multimedia y sociales, foto, video, mapas, calendarios, mensajes, estado del tiempo, tienda de aplicaciones, juegos, etc.

Pero lo que más ha llamado mi atención del nuevo sistema operativo, como fotógrafo de viajes, ha sido la incorporación en el propio sistema de una aplicación dedicada, precisamente, a viajes. Así como Google ha montado todo su imperio basado en el negocio de la publicidad, Microsoft no ha sabido sacar provecho de esa industria, a pesar de haberlo intentado y de haberse empeñado en promocionar su buscador de contenido Bing que ha ido creciendo poco a poco pero sin molestar demasiado a Google. Sin embargo, parece que Microsoft no quiere dejar escapar otras vías de negocio, al margen de la fabricación de software, y en esta ocasión está claro que quiere dar muy fuerte con el negocio de los viajes.

Microsoft, con su Windows 8, ha llenado de fotografías espectaculares toda la sección de viajes, incluidas panorámicas de 360 grados de los monumentos y sitios más característicos de los destinos propuestos, con indicación restaurantes, atracciones y reservas de vuelos y hoteles. Los destinos cubren los cinco continentes y disponen de información turística, fotos y panorámicas de todas las ciudades más importantes de cada país, junto con artículos que se actualizan periódicamente suministrados por algunas revistas especializadas de viajes. Y es de suponer que esto sea solo el principio. Una gran noticia para el usuario de Windows 8, pero que va a herir de muerte a muchas publicaciones existentes relacionadas con viajes, fotografías y reservas de hoteles y aviones.

¿Se repetirá el asunto del monopolio del navegador de Windows con el tema de los viajes?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada