mirada

mirada

miércoles, 2 de mayo de 2012

Iglesias de Lanzarote

Iglesia de Tabayesco, Lanzarote
En nuestra última visita a la isla de Lanzarote nos marcamos el propósito de fotografiar todas las iglesias de esta singular isla. La arquitectura popular de los pueblos de Lanzarote llama la atención por su minimalista belleza de paredes encaladas de blanco puro con sus puertas y ventanas en madera pintada con colores que suelen variar entre el verde, el azul o simplemente respetando el auténtico color de la madera.

El color blanco de las casas tiene la función de servir como espejo para los rayos solares, evitando de este modo elevar la temperatura interior de la vivienda, y los colores predominantes de verde y azul tienen su origen en el aprovechamiento que hacían los pescadores con la pintura que les sobraba después de decorar sus barcas.

El gran artista y decorador lanzaroteño César Manrique, supo defender la natural belleza de la isla, convenciendo a su pueblo para mantener su identidad, construyendo una vivienda de estilo típico lanzaroteño para que sirviera de modelo y ejemplo a toda la isla.

Toda esta filosofía de la estética natural aplicada al paisaje de una tierra volcánica, con cielos claros que se confunden en el horizonte con el azul del mar, pues todo lo abarca y rodea, se encuentra contrastado con el blanco de sus casitas, agrupadas en pequeñas aldeas que brillan a la luz del Sol engendrando un sentimiento de extenso sosiego que invita a recorrer la isla tranquilamente, disfrutando de sus paisajes y su naturaleza.

Las pintorescas iglesias, pequeñas y blancas, se ocultan casi siempre a los ojos del viajero y a veces resulta difícil localizarlas, pues no destacan sobre el resto de edificaciones a pesar de sus campanarios. Es necesario preguntar a algún paisano por su ubicación para tomar la foto correspondiente. Incluso a veces, los propios vecinos desconocen donde se encuentra la iglesia del pueblo y preguntan a los niños. Suelen estar cerradas y algunas incluso muestran signos de abandono, mientras que otras parece que las acaban de levantar, pintar y asear. Casi todas disponen de una amplia plaza delante de su entrada, con palmeras y poyetes inmaculados donde se supone que deben sentarse los parroquianos antes de entrar a misa, aunque no parece que sean muy aficionados a estos rituales, porque en muchas de estas iglesias solo llega el culto una vez cada quince días.

Queremos coleccionar nuestras propias postales de estos coquetos monumentos religiosos que contribuyen a enriquecer la estética paisajista de este maravilloso Lanzarote que tanto nos gusta.

Y en eso estamos.

Iglesia de Tahiche, Lanzarote
Iglesia de Mala, Lanzarote

Iglesia de Macher, Lanzarote

Iglesia de Tegoyo, Lanzarote

Iglesia de Tiagua, Lanzarote

Iglesia de Playa Honda, Lanzarote



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada